cialis madrid sin receta

Menos mal que era un partido amistoso

blogerredas 6 octubre, 2010 0

lesion

En un durísimo partido, muy trabado y con alguna que otra piernita fuerte, el equipo del presidente boliviano Evo Morales solo le pudo sacar un empate al equipo de la oposición. Dicho de esta manera pareciera que se trata de alguna medida política debatida en el Congreso o algo así pero no, es absolutamente literal. Es que luego de una inauguración del césped sintético de un estadio de la capital boliviana, se jugó un partido muy “amistoso” entre el Palacio de Gobierno y la Alcaldía de La Paz, y quedó marcado en la cancha la eterna rivalidad que existe entre ambos partidos opositores.

Esto quedó bien establecido aunque con un hecho bastante curioso, que nadie esperaba. El presidente boliviano Evo Morales le dio un fuertísimo rodillazo en la entrepierna a Daniel Cartagena, luego de que este último lo golpeara en una de sus piernas.

Para detallarlo mejor, durante el encuentro Daniel Cartagena, miembro del equipo contrario al del Gobierno nacional le aplicó una patadita al presidente, provocando la inmediata reacción del mismo, quien le colocó un rodillazo castrador al agresor opositor. Además siguiendo con los datos curiosos, esta agresión directa no fue advertida por el árbitro, ya que este se encontraba expulsando a otros dos jugadores, uno de cada equipo.

Luego de este hecho, la policía y el propio alcalde Luis Revilla tuvieron que interferir para calmar un poco los ánimos, que a decir verdad ya estaban bastante complicados a esta altura. Como si esto fuera poco, quedó demostrado que los que tienen el poder tienen la liberta de hacer lo que quieren, ya que el presidente continuó en cancha, no así el jugador que recibió el rodillazo quien vio la roja por el golpe a evo.