cialis madrid sin receta

Con lo justo

blogerredas 24 septiembre, 2010 0

Villa

Se notó demasiado la falta de Messi. El Barcelona debió esperar unos 183 minutos para gritar gol en el Camp Nou en esta temporada, y de la mano, o mejor dicho de los pies de David Villa, el equipo de Pep Guardiola logró llevarse los tres puntos, aunque sin jugar bien, ante un Sporting que se plantó con un esquema hiper defensivo.

El goleador español pudo espantar los fantasmas de la primera mitad del partido y abrir la defensa asturiana para liquidar un partido medio tramposo que había planteado el rival. El Barça no tuvo el buen fútbol que acostumbra a mostrar cada partido, sin ninguna fluidez, se limitó a esquivar las patadas del Sporting y extrañar demasiado al delantero argentino lesionado el fin de semana pasado.

Es que ante la imposibilidad de jugarle mano a mano, debido a la gran calidad de jugadores que tiene el equipo azulgrana, el Sporting se encerró atrás y esperó por el milagro. El objetivo era que el Barcelona no hiciera el gol, y en caso de tener alguna chance salir de contra. Esta estrategia le funcionó muy bien casi hasta el final del partido, pero la que tuvo Villa, la mandó adentro.

Mas allá del resultado se vio un Barcelona desconocido. A Falta de Messi, la banda derecha quedó desolada, recayendo todo el peso del ataque en la franja izquierda y en los pies de Iniesta. El sporting jugó muy bien a lo que fue a jugar, los dos muros de 4 fueron imposibles de pasar por momentos, y el ahogo a Xavi fue una constante durante todo el encuentro.

Luego del gol el Sporting se hizo mas largo para acercarse un poco a Valdés, incluso generó dos oportunidades muy claras sobre el final del partido, que hicieron terminar sufriendo al Barça.